Gustavo Cechetto habló sobre la puesta en marcha de la fábrica de jugos

 

Hace muchos años, empezó a hablarse en nuestra región de la necesidad imperiosa de una fábrica de jugos.

Pero un buen día, esto comenzó a tomar cuerpo.Mientras que otro buen día, se empezaron a acercar algunos productores para que el sueño se convierta en realidad.

Luego hubo que comenzar a realizar todas las gestiones relacionadas a lo legal, como así también a hablar de cuestiones económicas y financieras.

Lo cierto es que, hace algunos días, la fábrica de jugos comenzó a funcionar en Villa del Rosario, y la alegría detodos los productores, principalmente de aquellos primeros gestores, fue inmensa.

Gustavo Cechetto, actual presidente de Jucofer, fue uno de ellos, y nuestro medio dialogó con él luego de ponerse en marcha la anhelada fábrica.

“Este es un logro muy importante. Si mal no recuerdo, desde hace más de 30 años se viene hablando de la instalación de una fábrica de jugos en Villa del Rosario”, comenzó diciendo Cechetto.

Luego manifestó que “después de muchas ida y venidas, el sueño comenzó a ser realidad aproximadamente entre los años 2010 y 2011. Este fue también gracias a decisiones políticas que se tomaron oportunamente. En ese momento comenzamos a gestionar fondos, pero también a solicitarlos a la Nación y al Gobierno provincial”.

“Tuvimos muchos contratiempos en el camino.Primero se inició la actividad a través de una cooperativa ya existente en Villa del Rosario que se dedica a la comercialización de productos químicos.Luego de muchas reuniones, decidimos que era importante conformar una cooperativa que trabaje específicamente en esto. En ese momento comenzamos a trabajar y a hacer todas las gestiones necesarias, hasta que contratamos a la empresa brasileña que se encargó de la construcción de la fábrica, aunque también contamos con la participación de una empresa de Concordia”, sostuvo.

Luego continuó: “Si bien todavía falta finalizar el sector de la laguna, el resto está finalizado. El pasado lunes 13 de junio comenzó la actividad. Sin dudas ese fue un día histórico para todos nosotros”.

“Si bien no inauguramos oficialmente,comenzamos con pruebas hasta poner todo en condiciones”, explicó.

En otro tramo de la charla, precisó que “al principio costó muchísimo convencer a los productores de la importancia de contar con una fábrica. Tuvimos que organizar reuniones en diferentes lugares del Departamento Federación. Afortunadamente, llegamos a los más de 200 productores inscriptos, mientras que hay un número similar en cuanto a la cantidad de socios, si bien algunos se bajaron del proyecto”.

“Lamentablemente, en nuestra región hemos tenido algunos malos ejemplos en lo que respecta a cooperativas, ya que muchas personas son muy individualistas. Pero esperamos que todo funcione bien en nuestro caso. De hecho, dentro de poco tiempo, tendremos una asamblea y ya invitamos a una persona capacitada, quién dará una charla sobre cooperativismo,para fortalecer nuestro grupo”, subrayó.

Luego dijo que “hay una cierta envidia entre algunos productores, también algunos quieren ser más fuertes que otros, y así lamentablemente nos terminamos perjudicando entre nosotros. Yo pienso que en la actualidad, teniendo en cuenta la difícil situación que atraviesa la citricultura, debemos trabajar unidos. Seguramente esto será una salida más para los productores, no solamente los socios, sino para todos. Sabemos que hay fábricas en Monte Caseros y Mocoretá, pero mientras más fábricas jugo haya,mejor será para los productores. La competencia siempre mejora la calidad de producción y de vida del productor”.

“Hay mucha fruta que está siendo enviada al mercado de
fruta fresca, y muchas veces el precio termina desfavoreciendo a quién está empacando. Nosotros actualmente estamos moliendo mandarinas que estaban preparadas para exportación, y no se pudo exportar”, explicó.

 

Más adelante, Cechetto precisó que “ya concretamos una venta al mercado interno. Seguramente en estos días vamos a reunirnos con otros interesados en comprar jugos. También es nuestra intención trabajar en la elaboración de aceites esenciales, y para esto estamos en contacto con una empresa de Estados Unidos. Además estamos en contacto con una persona que es de nuestra provincia y que viaja constantemente a otros países, y esperamos que eso sea un nexo para comercializar en el exterior. Lo vamos a lograr, pero tenemos que ir paso a paso”.

“En cuanto a la exportación ,la verdad es que estamos un poco atrasados en algunos trámites, tal es el caso de la registración de la marca. Seguramente necesitaremos algunas certificaciones para exportar en el futuro. Ni bien la fábrica se ponga en marcha y logremos coordinar los turnos de trabajo, más algunas otras cuestiones organizativas,estaremos trabajando a pleno y produciendo. La cámara fría, que ya está en funcionamiento, servirá para que almacenemos y tener stock al momento de exportar”, expresó.

Luego dijo que “nos reunimos con la gente de Coca Cola y nos manifestaron su interés en adquirir jugo de naranjas. Estaempresa necesita mucho jugo de naranjas, pero el fuerte de nuestra zona es la mandarina, por lo tanto estamos viendo como vamos a manejar esto”.

“Coca Cola es una multinacional que opera enmuchos países y busca su propia conveniencia. Lo que nosotros tenemos que hacer manejarnos dentro de un margen donde podamos conseguir la mejor rentabilidad posible para los socios de la fábrica. No podemos hacer un convenio para venderle todo el jugo de naranjas a Coca Cola, cuando tenemos aproximadamente un 30 por ciento de jugo de mandarinas que no lo podemos vender”, explicó.

Luego agregó que “dentro de algunos días,vendrá gente de la firma Tetrapack, encargados de fabricar las cajitas que luego se usan para envasar el jugo. Existe la posibilidad de alquilar esas máquinas fabricantes de cajitas, y así nosotros podríamos envasar jugos frescos para comercio interno”.

“Hoy por hoy, estamos abocados a la elaboración de jugos concentrados que es lo que estamos preparados para hacer.En lo relacionado al mercado de Brasil, sabemos que está bastante complicado,siendo que es el productor mundial más grande de jugo de naranjas. Siempre vamos a encontrarnos con algunos problemas, pero lo más importante es analizar la economía del país a futuro y si lo gramos un dólar conveniente para la exportación”,precisó.

Continuando, dijo que “actualmente, una tonelada de jugo tiene un costo que oscila entre los 2000 y 2300 dólares. Esbuen dinero, pero lo que sucede es que los costos que estamos teniendo nosotros para producir son bastante altos. Yo siempre sostuve que lo importante no es pedir subsidios, sino pedirle al Gobierno que baje los impuestos”.

“Hablando con gente que trabaja en otros rubros, comprobamos que a todos los pasa lo mismo. Hay muchos impuestos y a la larga esto se complica un poco. Si nuestra cooperativa se maneja responsablemente y con honestidad, se puede lograr un buen negocio. Hay que ser transparente y tener las cuentas claras. El objetivo de la fábrica es mejorarla situación de los productores”, recalcó.
Finalizando, dijo que “si el jugo tiene un buen precio en el ámbito internacional, seguramente mejorará la situación de muchos productores, ya que no se necesita mejorar tanto la cuestión del tamaño de la fruta, cosa que sí ocurre en los mercados de frutas frescas. También nos puede llegar a beneficiar muchísimo el hecho de vender a Estados Unidos, donde prefieren bebidas más dulces que en Europa”.